Principios de Evaluación y Medición Educativas

¡La evaluación educativo es un proceso, no un suceso!

Sobre “¡Cuidado! Deficiencias de la práctica evaluadora”

Alma

Haga clic en el hipervínculo superior para ver el vídeo.

Alma es una niña que jugueteando por la calle encuentra algo que llama su atención y sin darse cuenta del verdadero peligro que le supone trata de alcanzarlo cayendo presa de su tragedia.
Es muy similar lo que nos puede suceder como docentes cuando vemos la evaluación como algo simple sin tener claros cuales son los “peligros” (en nuestro caso las deficiencias y dificultades) que nos asechan poniendo en riesgo el fin verdadero de nuestra tarea.
Esta categoria presenta temas al respecto con el fin de exponer las dificultades para la aplicación de la evaluación, sus condicionantes, así como sus efectos y consecuencias.

Deja un comentario »

Efectos de la Evaluación Educativa

“Efecto propio no es aquel que es causado por medio de una acción propia, sino aquel que propiamente responde a la perfección ontológica de la causa.” – Anonimo

Castillo y Cabrizo (2003) presentan los efectos de la práctica evaluadora ya que depende de cómo evaluemos así tendremos una variedad de efectos y sus respectivas consecuencias afectando el proceso de enseñanza-aprendizaje directamente. Se habla del efecto de transparencia cuando el profesor es claro en lo que espera y lo que pide. El efecto de directividad cuando el profesor prioriza un estilo de aprendizaje sobre otros. Efecto de control cuando se pretende medir los logros de los alumnos. El efecto consultivo cuando se utilizan los datos para orientar las decisiones y pasos a seguir a partir de ese momento. Un efecto informativo cuando se evalúa para brindar información a agentes externos. Un efecto regulador cuando se pretende cambiar o ajustar la forma de actuar del alumno y profesor. El  efecto clasificador cuando se usa la evaluación para clasificar a los alumnos. Y el efecto de poder cuando se utiliza la evaluación para influenciar la educación.

Deja un comentario »

Consecuencias de la Evaluación Educativa

“Es necesario desarrollar una pedagogía de la pregunta. Siempre estamos escuchando una pedagogía de la respuesta. Los profesores contestan a preguntas que los estudiantes no han hecho” – Paulo Freire

Castillo y Cabrizo (2003) presenta la corrección para el cambio y la mejora como consecuencia de una buena práctica evaluadora, exponiéndola como un recurso para potenciar el dialogo entre profesor y alumnos, sin embargo en muchos casos este dialogo falla. Nos recuerda que una buena práctica evaluadora supone el uso de criterios claros y conocidos por los implicados, recoger información a partir de los objetivos, una interpretación y la emisión de un juicio valorativos de la información y la toma correspondiente de decisiones. Agrega que una buena práctica evaluadora no puede acabar al poner la nota, se le debe informar a los alumnos de sus logros o errores (también a los padres e institución), se debe orientar y acompañar a los alumnos hacia un ajuste de sus realizaciones escolares. Debe ser un proceso en el que después de la corrección exista un proceso de ayudas individuales entendiendo lo que significan y valiéndose también de las ayudas colegiadas como lo son las sesiones de evaluación y la recuperación tomando en cuenta la determinación de los aspectos reforzados, las posibles causas de las deficiencias y la actuación y motivación que se propone.

Deja un comentario »

Condicionantes de la evaluación

“Somos seres condicionados pero no determinados” – Paulo Freire

Castillo y Cabrizo (2003) comentan algunas de las condicionantes de la evaluación, mencionan “el fenómeno de la sugestión”, “la existencia de prejuicios en el evaluado” y “los errores provocados por la primera impresión”. En otras palabras la influencia de otros sobre los docentes, juzgar ciertas cosas de una manera en especial o la primera impresión que tiene un profesor de su alumno condicionan la evaluación educativa.

Deja un comentario »

Dificultades para la aplicación de la evaluación

“Gran parte de las experiencias que he hecho sobre mí mismo las hice observando las particularidades de los demás.” – Hebbel, Friedrich Christian 

Sobre las dificultades para la aplicación de la evaluación educativa Castillo y Cabrizo (2003) nos hablan de las dificultades intrínsecas que son las que se derivan de la evaluación misma, por la complejidad y variedad de elementos que encierra; la falta de cultura evaluativa se refiere a ver la evaluación como el momento del examen y a la ausencia de planificación, a la utilización generalizada de una prueba, a la importancia de los contenidos conceptuales sobre todos los demás, a la evaluación exclusiva del estudiante y al poco trabajo en equipo de los docentes. Esto nos remite a otras dos dificultades que mencionan en este texto: el individualismo profesional y el secretismo profesional, ya que los profesores no solo están acostumbrados s trabajar de forma individual sin llegar a ningún consenso con sus colegas sino que existe el secretismo en las actividades que realizan. Así también la falta de tiempo del profesor, los equipos directivos despreocupados, la reticencia al cambio, una formación insuficiente para los profesores y los malos apoyos institucionales que ponen a los profesores a hacer maniobras imposibles para lograr los objetivos más simples empeoran esta situación y son consideradas también dificultades para la aplicación de la evaluación educativa.

Deja un comentario »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.